Parapente en La Palma

La Palma es un destino idóneo para expertos parapentistas expertos. De hecho, La Palma se dice que es uno de los mejores lugares en las Islas Canarias para practicar parapente, con un paisaje espectacular además de un clima privilegiado que permite volar la mayoría de los meses del año. El clima y las temperaturas suaves hacen que se pueda practicar esta actividad más de 300 días al año, siendo el mejor período los meses comprendidos entre finales de septiembre y mayo. Debido a las corrientes térmicas y a los vientos alisios aquí los vuelos pueden llegar a ser extremadamente largos.

Hay lugares de lanzamiento y aterrizaje distribuidos en toda la isla, incluyendo Puerto Naos, Jedey, Campanorios, Torre del Tiempo, Tel Tiempo, Birogoyo y El Gallo, en el oeste, además de Concepción y Fuencaliente en el lado oriental.

El punto más popular se encuentra en Puerto Naos donde pilotos y organizadores de parapente han establecido un punto de encuentro para intercambiar información general sobre el vuelo y el clima. También es posible reservar vuelos biplaza con algunos organizadores.

Los pilotos tienen que tomar precauciones especiales cuando se vuela en La Palma. La experiencia es esencial y es importante que se conozcan las condiciones climáticas cambiantes. Los pilotos inexpertos deben dirigirse siempre a escuelas de parapente de buena reputación. Para maximizar tu seguridad y disfrute, deberías considerar la posibilidad de contratar un servicio de guías de parapente. Los guías, que también son instructores de parapente, hablan francés, alemán, italiano, español e Inglés.

Hay campeonatos de parapente en La Palma para pilotos de todas las categorías. La más conocida de estas competiciones es el “Desafío”, una competición que ofrece un atractivo premio en metálico. Visita www.palmaclub.com y www.idafe.com para más información.